sábado, febrero 11, 2006

2) Un día diferente (Sábado 04/02/06 12:26pm)

Como no estoy haciendo prácticamente nada, puesto que no tengo conexión de Internet -hasta el lunes espero- y tengo que hacer una hora, porque me tengo que ir a la 1pm, pues este me pareció un buen momento para escribir sobre el día de ayer.

Ayer fue el 1er examen parcial de mate2, ese mismo por el cual estuve estudiando todos los días toda una semana. Uno normalmente pensaría que por el hecho de tomarse ese sacrificio, saldría bien, pero no, no fue así.

La verdad es que no tengo ni una aproximación a cómo salí, pero se que nada bien…

Independientemente de cómo haya salido, lo significativo del día de ayer fue todo lo que hice después del parcial. Ya hacía tiempo que no pasaba un buen momento de relax.

La cosa es que, después del parcial, Roberto (el mismo Sr. Armas), Simón, Mari (de quien no recuerdo haber hecho referencia aquí alguna vez, pero en mi otro blog si hay bastantes...) y Yo, salimos a comer.

Fuimos a comer a Papa Gourmet en El Hatillo –se los recomiendo-, pero contarles cada cose sería en realidad un poco tonto, no le veo demasiado sentido. Lo importante en sí es que sé que de ese día voy a tener un recuerdo vívido en mucho tiempo, fue un día diferente, mejor que muchos otros, y creo que hasta tuvo un toque de especialidad.

Supongo que ya hacia bastante tiempo que no me sentía en tanta confianza con nadie, porque por más que sea, a Simón lo vengo conociendo desde que entré a la Universidad, y a Roberto prácticamente desde que comencé este trimestre; y es un poco extraño que pasado tan poco tiempo, ya me sienta tan en confianza, es que no es nada fácil empezar desde cero, peor no solamente con alguien, sino con todo el mundo que te rodea, a medida que conoces más a la gente, o simpatizas o no. Llegar a un lugar y empezar desde cero las relaciones interpersonales, no es nada fácil, pero por lo menos, no soy el único ni estoy solo, prácticamente todos estamos en las mismas.

Como dijo Simón mismo ayer:

No sé porqué, pero me quedó muy vivido el recuerdo de el día siguiente al que conocí a Roberto, lo saludé haciéndole un seña con al cabeza, como uno saluda a quien acaba de conocer, y ahora tan poco tiempo después me la paso con él pa’ arriba y pa’ abajo.

Y es que las cosas han sido así, todo entre todos ha sido muy, muy rápido, ¿y cómo no van a serlo? si nos vemos por lo menos, y como mínimo, 7 horas diarias.

En fin, espero que se repita más y más a menudo, y también espero terminar de ver Pulp Fiction, que hasta donde la vi, estuvo buenísima.

1 Comments:

At febrero 11, 2006 7:19 p. m., Anonymous Anónimo said...

tienes razon fue de lo mejor ese dia.. yo q tenia solo una semana conociendolos practicamente la pase buenisimo, y luego de ese dia ahora son como mis panitas de la uni aunq uds no son el grupo con el que estudio, de verdad si se repiten dias asi bueno plomo jajaja.. fue muy bueno ;).. un besote.. mari ;)

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home