sábado, febrero 11, 2006

1) Una señal para creer que todavía queda esperanza (Jueves 02/02/06 10:56pm)

El martes en la noche, camino a mi casa, puesto que venia de casa de Daniel a eso de las 8:30pm, me pasó algo bastante extraño.

Resulta que mas o menos a esa hora es que dejan de subir las camioneticas* y pues, tuve la suerte de subirme en la última que iba a subir esa noche. Cuando subí y me senté, yo tenia el carné de la Universidad en la mano, como siempre lo hago, para evitar que me lo estén pidiendo y así lo vean de una vez.

La camionetica estaba en la parada, esperando llenarse; resulta que el cobrador vio mi carné y me preguntó: -Ah, ¿y en la Simón dan clases hasta esta hora?-; yo, a la defensiva, y para justificar el pago de mi pasaje estudiantil le respondo: -Sí pana, como hasta las 6:30-, momentos después, cuando el muchacho me va a cobrar me comenta: -Esa universidad es bien bonita ¿no?- sí –le digo yo-, a lo que él responde -yo he subido dos veces(…), ahorita son las inscripciones ¿no?- sí –le dije yo por segunda vez-, y él me dice –Sí, voy a ver si me inscribo para presentar a ver, me gustaría estudiar allí- y yo le dije –sí, deberías intentar- y le pasé 700Bs, a lo que él se negó y me dijo –No chamo, yo te cobro 200Bs-, le dije que no importaba, así que aceptó los 700Bs, y siguió cobrando a los demás pasajeros.

Enseguida me puse a pensar, me agarró completamente desprevenido, porque yo ciertamente estaba a la defensiva cuando me preguntó lo de las clases, pensando yo que era una pregunta sarcástica en señal de ofensa por pagar un pasaje estudiantil a las 8:30pm; y resulta que no, todo lo contrario, el muchacho estaba interesado en estudiar.

A veces pienso que hay mucha gente que quiere superarse, ser ese algo más, y las circunstancias de nuestro país se las ponen muy difícil, lo que puede ser hasta deprimente; pero es mucha mas la gente la que tiene un grandísimo potencial para el desarrollo, para la superación y el avance, sólo que el contexto social actual en el que nos encontramos envueltos no es precisamente el mas propicio y nunca se dan cuenta siquiera de que tienen un potencial, nunca llegan a sentir ese deseo de superación, porque la preocupación mas inmediata es “¿Qué voy a comer mañana? ¿Cómo me voy a hacer la vida?” en vez de “¿Cómo quiero que sea mi vida en un futuro?”, no tenemos el tiempo para pensar en pasado mañana, no se tienen las oportunidades para planificar a futuro, las preocupaciones inmediatas nos agobian, y con mucha razón, porque si no tienes que comer, no te puedes poner a planificar tu vida siquiera en la siguiente semana, puesto que lo primero que tienes que hacer es llevar la comida a tu casa, tienes que resolver “pa’ ya mismo”, y es que hasta tenemos un dicho: “Como vaya viniendo vamos viendo”...

Así que este personaje me sorprendió, y hasta me alegró, porque por primera vez en mucho tiempo, vi una señal, una señal para creer que todavía hay esperanza, una señal para poner mi confianza en que, de hecho, podemos ser mejores, mucho mejores. En que hay gente que sí quiere “echar pa’lante”.

Me recordó que nadie es como lo calificamos de buenas a primeras, porque sinceramente pensé que su comentario venía con todas las malas intenciones, pero no era así, y todavía me sorprende que yo haya estado en ese estado mental, a la defensiva, considerándolo desde ya un enemigo.

Y es que ese es uno de los principales defectos de nosotras las personas: todos los extraños son enemigos en potencia, en mucha potencia, y cualquier pequeño incidente es un detonante, tal vez es esa desconfianza, amargura y defensiva la que nos tiene jodidos, bien jodidos.

1 Comments:

At febrero 11, 2006 11:22 p. m., Blogger NBV said...

Sería mejor el mundo si anduviéramos menos a la defensiva.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home