martes, julio 31, 2007

El Metro como reflejo

Ayer nuestro Metro de Caracas vio manchada su historia, la vio amancillada entre aluminio por primera vez desde que entro en operación el 3 de enero de 1983, hace 24 años.

Como caraqueño, no puedo sino sentir indignación por el siniestro.

¿Cómo es posible que en este país los civiles hayamos perdido prácticamente todo derecho a ser parte del estado? La verdad siento una decepción muy grande. Ver como el metro decae en calidad del servicio mientras se le politiza sin ninguna vergüenza me da dolor.

Lo ultilizo y no puedo creerlo, sin embargo estando ahí puedo sentirlo. Esa extraña tensión en el aire, esa preocupación a voces silenciosas, ese sentir que el sinónimo de calidad, eficiencia y seguridad es falible. Que uno de los mas grandes íconos y orgullos de nuestra ciudad haya sido golpeado.

La identidad misma de muchos caraqueños ha sido golpeada.

El metro siempre fue imagen y reflejo de una Venezuela que puede ser, una Caracas civilizada, segura, limpia, ordenada y eficiente. Sigue siendo uno de los pocos espacios del encuentro y la pluralidad en una ciudad tan dividida.

Ahora es el reflejo de un completo secuestro de las instituciones. Una organización del poder que no conoce otra forma que la vertical y pretende aparentar lo contrario. Un país donde para poder trabajar para la comunidad desde el estado hay que ser o militar o militante.

Politización descarada, falta de prioridades e inconciencia por parte del las autoridades. Parece ser que el trabajo único de esta directiva roja rojita ha sido un masivo lavado cerebral, desconociendo de manera ignorante y abusiva décadas de estudio. Y se los digo con toda propiedad, porque los "cambios de imagen" no han resultado ser mas que cuestiones superfluas, sin estudio previo y rompiendo con todo lo que alrededor del mundo y aquí en Venezuela se ha aprendido acerca de la señalización en sistemas de transporte masivo. Es aplastar el pasado, negarlo y enterrarlo.

Patio de Talleres 1 en Propatria trabaja con las uñas y a contra reloj, con un grandísimo déficit en el presupuesto gracias a las políticas sobresubsidiarias.

Sin embargo, el dinero para poner los motores a máxima revolución se consigue.

¿Cuantos fondos iremos a tocar los venezolanos y en especial los caraqueños para percatarnos del peligro que tenemos delante y las sombras que se nos ciernen? Ideologización y exclusión civil se nos enfrenta. Jamás pensé que el metro sería herramienta de esta ofrenta, pero lamentablemente lo es.

Ya nos tocará a generaciones posteriores revertir los daños y recuperar lo perdido. Los que nos quedamos, porque otros no tan optimistas (o mas bien osados) debén estar ahora mismo en el RWY 09 del Simón Bolívar Intl' rumbo a mayores oportunidades, al reconociemiento de su constancia, estudio y trabajo.

Etiquetas:

1 Comments:

At agosto 02, 2007 2:18 a. m., Blogger Wintkley said...

Hola edgar, te he visto en varios sitios opinar etcetc de paso he visto que estudias en la Simón (colega de universidad xD), espero que te vaya bien en la carrera, yo estudio computacion soy 04 XD más o menos parejos, por cierto este post me dolió más que ningun otro, me dolio porque soy usuario del metro... cuando el bus nos abandona en plaza venezuela o bajamos tarde estudiando en la biblio y llegamos a bellas artes, lo que toca es el metro... me dolió porque expone como está el pais actualmente, un choque tras otro de un pais que quiere avanzar y una ideología facista (no te confundas, que sabes de quien hablo) que cada dia incita más al odio, a la violencia, a la división disfrazada de ser socialista.

Da tristeza lo que dices de "otros no tan optimistas o mas bien osados" yo los llamaria COBARDES y que no les importa su país, prefieren vivir bien sin importarles que le pasa al pais donde nacieron, donde crecieron y al que le deben todo.

Saludos amigo, perdona por la charla pero son las 2 am y luego de leer muchas cosas, muchas historias, ver muchos videos de esa caracas vieja, la bonita, la caracas donde podias salir a caminar sin temor a que te robaran aunque sea en la noche un viernes, esa caracas que estoy seguro que nosotros, los jovenes podremos sacar adelante.

Suerte y si quieres contactarme escribeme a mi correo winblog@lbcoders.com

PD: creo que nosotros somos los verdaderos revolucionarios, porque las revoluciones cambian cosas y despues viene un tiempo de calma, sin cambios, lo lograremos, pondremos al pais a triunfar y podremos vivir felices de saber que nosotros fuimos quienes hicimos a Venezuela grande, no una revolucion que ya en cuba tiene 40 años y mira como siguen, en la via al socialismo (que jamas llega por esta via)... porque no miramos otras formas? a suecia o dinamarca? ;)

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home