martes, abril 11, 2006

Quiero que él tenga la oportunidad

Bueno, he estado toda la tarde aquí sentado en mi computadora, grabando CD's y depurando mi e-mail, viendo cientos de cosas chistosas y otras no tanto. No estuvo nada fácil revisar 101 e-mails con por lo menos 70 PowerPoints, 20 invitaciones de cosas como "UNYK" o "hi5", unos cuantos spams y una que otra carta de algún amigo en el exterior.

Las cartas lo hacen valer todo =)

Ahorita (en realidad hace rato ya) estaba hablando con una amiga, que ahora mismo está de intercambio en Italia, me estuvo contando a dónde a ido, cómo la ha pasado y que -según ella- ya se le olvidó el español de por estos lados, que había perdido los "venezolanismos" y hasta tenía en su nick "dale que no viene carro!" jajaja, no me había dado cuenta de lo venezolano que es eso.

Bueno y con todo esto de los intercambios, con Roberto que cada vez que puedo le pregunto sobre alguna anécdota, con Melina quién esta acá en Venezuela de paso por un año, e Ivanna quién está ahora mismo en Italia; no se me hace otra cosa en la cabeza que imaginarme qué y cómo hubiese sido tener una experiencia de ese tipo, ¿y saben? hasta lamento no haber tenido la oportunidad. Así que quien la tenga, por favor: no diga que no.

No puedo evitar pensar que simplemente no puede ser lo mismo ir de viaje a un lugar por algunas semanas y conocer lugares y personas, que convivir es esos lugares y con esas personas por todo un año, aprender, tener experiencias, muchísimas anécdotas, descubrir nuevas maneras de pensar y de ver el mundo. Y así mil cosas más.

Yo definitivamente no nací para tener los pies en la casa, no señor. Nací para tener los ojos en el horizonte y los pies andantes, pero eso sí, mi corazón en Venezuela, a menos que lo roben.

Bueno, estando pies en la tierra me he puesto a pensar, y si yo no tuve la oportunidad, por lo menos quiero que mi hermano la tenga, porque siento que es uno de esos sucesos de una vez en la vida, a mi se me ha pasado la oportunidad, ya estoy en la universidad y tengo que seguir, pero a él no, él todavía la tiene, así que pienso persuadir a quien sea para que lo logre; tiempo tengo de sobra, mi hermano está en 8vo grado, pero créanme, a los 13 años yo no tenia la madurez de él -dentro de lo que cabe la madurez a los 13 años-, ni su manera de pensar, ¡ni un nivel de cultura como el que él tiene!, ¿será que estos niños son cada vez mas precoces? quién sabe.

Si mi hermano no fuese mi hermano, ¡me la llevaría mucho mejor! Jajaja, vainas de hermanos, esperemos a que crezca.

1 Comments:

At abril 16, 2006 4:30 p. m., Blogger NBV said...

Todavía tienes la oportunidad, acércate a la dirección de relaciones internacionales de la usb, en el sótano de la biblioteca; ahí te pueden dar información sobre los programas de intercambio. Eso sí, tienes que dejar pasar unos dos o tres años, pero es posible.

Saludos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home