lunes, enero 16, 2006

Experiencias comunes de un caraqueño común...

Ve mis albumes!!!

Hoy acabo de tener unas de las experiencias que en Venezuela "definen" lo que es Caracas, una de las primeras vinculaciones que el venezolano común trae a la mente cuando oye "Caracas" es, nada más y nada menos que -y para vergüenza de muchos- la inseguridad.

Pues sí, hoy he sido víctima del hampa común, intentaron robarme, aunque no con éxito. La cuestión es que hay que ver mucho más allá del hecho, del (intento de) robo en concreto.

Experiencia común de un caraqueño común, ¿Debería serlo? por supuesto que no, pero lo es y eso es lo que me prestaré a analizar. Y es que si hay algo que caracteriza al caraqueño es su "avispamiento" siempre está pendiente, siempre está atento y siempre está actualizando al información de todo lo que pasa a su alrededor.

No puede caminar por la calle sin chequear cada tanto que su cartera está en su lugar, no puede avanzar 5 metros sin girar la cabeza para estar atento a todo lo que pasa, y mucho menos puede caminar sin estar pendiente de quien viene caminando detrás suyo, el problema es que aunque por lo general funciona, el "perfil racial" no aplica para este tipo de urbes, donde la mezcla es simplemente asombrosa y cualquier prototipo de "ladronzuelo común" se cae al piso. No, en esta ciudad puede ser cualquiera en cualquier momento.

El forastero siempre será presa fácil, y el natural tendrá que aprender, ya sea por las experiencias de otros, por el sentido común o desgraciadamente por su propia experiencia.

A quien se le ocurrió decir que Nueva York era una jungla de concreto, obviamente ni estaba hablando con todo el sentido de la palabra, ni había conocido Caracas para la fecha.


Como en cualquier jungla, hay depredadores y sus presas...El depredador siempre buscará a la presa mas fácil, y mas "jugosa", las posibles presas siempre tienen que estar atentas a cualquier movimiento sospechoso a su alrededor, siempre con sus 5 sentidos en "estado de emergencia" sumamente susceptibles, contrario a lo que se podría pensar, muy fácil de desarrollar en estas circunstancias. Los predadores actúan aún más efectivamente en manadas, y esta no es una excepción a la regla.

Gajes del oficio caraqueño...

A cualquier ajeno a nuestra ciudad le parecerá extraño, pero aquí simplemente se está acostumbrado, acostumbrado a que estas cosas sucedan con frecuencia. Se oyen todo tipo de cuentos, todo tipo de mitos urbanos y todo tipo de historias, a veces increíbles pero verídicas y es que hay que ser un verdadero maestro para tener oficio de carterista en Caracas, las víctimas no lo son tanto, y no son nada fáciles.

¿Extraño dialogar con el criminal? no, aquí no, posiblemente "te deje ir" por ser estudiante, o porque estas en las mismas condiciones que él, o porque "eres de por aquí", sí, aunque sea difícil de creer, es completamente factible. Es complicado de explicar, pero los depredadores de esta peculiar jungla tienen sus propios códigos de ética, no se le pega al viejo, no se le pega al buhonero* y mas importante aún, no se le pega a la familia. Ningún malandro* "digno" roba en su barrio, al contrario, siempre tratará de mantener en seguridad a su familia. Asombroso como se puede conseguir ética dentro de algo que se puede considerar perfectamente inmoral.

Y si algún día, querido amigo, por azares del destino, por tu ignorancia, por tu inocencia, por tu falta de disuasión o por tu -momentáneo- descuido caes por presa (como lo hice yo hoy) siempre te queda una opción: pedirle al malhechor que se lleve tú dinero pero que te devuelva la cartera, hasta él sabe lo que vale la identidad, y lo difícil que es sacar cualquier tipo de trámite oficial en este país.


*Buhonero: Comerciante informal, que por lo general tiende su mercancía en las calles sin ningún tipo de permiso.
*Malandro: Ladrón.

5 Comments:

At enero 16, 2006 11:25 p. m., Anonymous Anónimo said...

jajaja... siii eso es ser caraqueño jajaja porq los valencianos aqui en caracas nos estresamos todos por eso mismo (menos yo q soy caida de la mata y todo el mundo q esta conmigo tienen q estar pendientes de ellos y de mi.. buee toy acostumbrada a valencia tranquila).. bueno chamo para que veas, yo me pierdo y me meto en los barrios de caracas-por despistada- y a ti es al q te roban jajaja.. no vale pero q se hace, asi es caracas pero aun asi es demasiaaaaaaaaaaaado depinga.. bueno me voy.. jeje me encanto lo q escribiste esta vez jajaja bienqui.. bye ;)!
Mariandre!!

 
At enero 16, 2006 11:26 p. m., Anonymous Jen said...

no jodas Edgar xDDD q mal q t asaltaran xD weno es la linda caracas *-* m tocará esa junglita a finales d este año o.O bah salimosjuntos y asi cuando t esten asaltando a ti yo corro como una desgraciada xDDDDDDD

jajaja weno xD besotes..bonito Blog..ya era hora q dejaras la cagada del space xD

 
At enero 17, 2006 9:32 p. m., Anonymous Anónimo said...

el tema expuesto de gran interes para mi, primero es cierto q maladro no roba en su barrio ya cmo uds lo saben yo vivo en catia, en unas de la barriada mas grandes de venezuela e inclo de america latina, claro sin dejar atras a la barriada mas exquisita de todas las conocidas, y afirmo q malaro no roba en su barrio ya q todavia no hesido victima de ningun hurto por lo menos me refiero a la parte en donde se encuentra mi vivienda.

 
At enero 18, 2006 12:25 a. m., Blogger Reingeniado said...

Dios ha sido bueno conmigo y no he tenido esa experiencia más que una sola vez, de la que me escapé con algo de astucia e ingenio, tenia muchas monedas en el bolsillo, y el malandro, cuchillo en mano, me pedía todo lo que tenía, saqué un gran bojote de monedas sueltas y se las puse en su mano libre, al verlo vuelto un 8 con el viaje de monedas le dije "eso es todo lo que tengo pana", y seguí derecho, sin mirar atrás...perdi como 3000Bs. jajaja quisiera poder tener una instantánea de su cara.

 
At enero 18, 2006 9:41 p. m., Blogger tilo said...

ei me gusta como hablas de la cotidianidad d la ciudad! ns seguirems leyendo

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home